¿Tenemos opciones las mujeres?

Autor: María Paulina del Castillo

Hace un tiempo vengo colaborando con Aequales en temas de equidad de género y lo que he aprendido de estas mujeres emprendedoras y verracas, ha sido increíble. Me han hecho entender que la equidad de género reside, la mayoría de los casos, en que las decisiones que tomo como mujer nacen de las opciones que tenemos y que nadie debe juzgarnos por eso. Pero, desafortunadamente, somos nosotras mismas las juezas más implacables.

Sea cual sea nuestra decisión, ya sea trabajar fuertemente y tratar de manejar un equilibrio entre lo profesional y lo personal, o quedarnos en el hogar, siempre tendremos la sombra de la culpa que nos persigue. Además, debemos convivir con todas las etiquetas que nos pone la sociedad, por un lado si nos quedamos en la casa con los niños, somos esa mujer “que no hace nada”, o, si decidimos salir a trabajar, somos esa mujer que “no tiene clara sus prioridades”. ¿Cuándo a un hombre trabajador y padre de familia le han dicho, en cuanto a sus hijos se refiere, que no tiene claras sus prioridades?

No me quiero meter con conceptos que aún no domino, sólo quiero dar una versión de los hechos desde un punto de vista algo diferente, como mamá que decidió quedarse en el hogar, en estos momentos donde la mujer ha venido cambiando y asumiendo roles y en los que debe luchar por lograr un lugar en su vida profesional, pero también en ser una excelente mamá, y también esposa, miembro de familia, y además amiga y claro, no olvidarse de ella misma. ¡Miércoles! ¿En qué momento podemos hacer todo eso?

Se lo pregunté a Mia, cofundadora de Aequales, la primera vez que nos reunimos, pues siempre he creído que como mujeres salimos perdiendo por algún lado. Y su respuesta fue: "En la cultura y sociedad en la que nos encontramos, es verdad, ¡no logramos hacer todo!"

Vale decir que por esta razón, tomé la decisión, mejor dicho, tomamos la decisión con mi marido al momento de quedar embarazada de nuestra hija Emilia, que yo me quedaría en la casa con ella, pues no queríamos perdernos nada de su desarrollo y crecimiento, ya que la habíamos deseado por tanto tiempo. Y aunque ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida, en lo más profundo de mi ser sí siento que perdí algo: una vida profesional exitosa, independencia económica y esa vida a toda velocidad que es a la vez muy emocionante pero agotadora, que llevan las mujeres que logran manejar sus vidas profesionales y personales, haciendo malabarismos increíbles.

Con todas estas reflexiones, lo que busco es recordarle a todas las maravillosas mujeres, sea cual sea su opción, que están haciendo un trabajo fabuloso y excepcional, que seguro en el camino habrá pérdidas, pero que lo importante es conocernos y sobre todo aceptarnos, para que esas pérdidas no nos duelan tanto pues definitivamente las ganancias serán mayores y, sobre todo, súper gratificantes.

Quisiera concluir con lo que sería para mí un mundo ideal, en el que logre tener la menor cantidad de pérdidas. Sueño con un trabajo de media jornada donde verdaderamente trabaje medio tiempo, pues lo que existe actualmente es medio sueldo con trabajo a jornada completa, en algo que verdaderamente me guste (y no tomar cualquier empleo que se adapte a la jornada), recoger en el colegio a Emilia y pasar la tarde con ella realizando diferentes actividades. Pero como eso no existe debo crear las opciones que se acoplen a mí, como mujer profesional y mamá al 100%, pues no me conformo con ser mujer florero, como dice mi gran amiga Natalia.

Aequales Perú

+51 942 773 788

[email protected]

Aequales Colombia

+57 310 267 6631

[email protected]