¿Por qué no ganamos igual los hombres y las mujeres en Perú?*

Autor: Andrea de la Piedra

El discurso de Patricia Arquette al momento de recibir el Óscar reflejó una realidad que sufren no solo a las mujeres de Estados Unidos sino en todo el mundo. Perú no es la excepción. Según el informe del Foro Económico Mundial de Brechas de Género 2014, las mujeres ganan el 62% de lo que ganan los hombres.

Dicha cifra no refleja con claridad el trabajo de igual valor. La clave está en aquellas cifras que comparan un trabajo realizado por dos personas con el mismo perfil académico y profesional. Considerando este indicador, en el 2014 los salarios de los hombres aumentaron S/. 520 más que las mujeres. Esto significa que las mujeres ganan menos solo por el hecho de ser mujer, según las estadísticas del INEI.

¿A qué se debe realmente la brecha salarial? Según la Organización Internacional del Trabajo en Perú existe una brecha salarial de 22.1%. Algunos de los motivos por lo que existe la diferencia salarial está explicado y se debe a diferentes factores sociales y culturales, mientras que otro porcentaje simplemente no tiene explicación. ¿Cuáles son los motivos explicados?

¿Sectores de hombres y de mujeres?
Un factor influyente es el hecho de que hombres y mujeres, en promedio, se mueven en diferentes industrias y ocupaciones. “Las mujeres son más propensas no solo a concentrarse en menos tipos de trabajo, sino que estos trabajos tienden a ser, en su mayoría, dominado por mujeres, una hecho que a menudo conduce a salarios más bajos”, afirma el Centro por el Progreso Americano de Estados Unidos. Por eso es tan importante promover que más mujeres ingresen a sectores ligados a ciencias, tecnologías o industria, con el fin de reducir dichas brechas.

El factor trabajo doméstico
La mujer no solo trabaja en industrias que suelen ser menos pagadas, sino que además le dedica más tiempo al trabajo del hogar y, por ende, menos tiempo a su trabajo. En promedio las mujeres en latinoamerica le dedican 26.6 horas a la semana al trabajo del hogar vs 10.6 horas que le dedican los hombres, según el estudio de McKinsey “Las mujeres importan: una perspectiva latinoamericana”. El rol de la pareja, en este caso, es clave para el mejor desarrollo profesional y salarial de la mujer. Sugerencia: incluir a más hombres al trabajo del hogar para buscar una verdadera equidad.

Dificultades para negociar
Las mujeres no negociamos lo suficiente. El libro “Las mujeres no preguntan” demostró que en procesos de selección solo el 7% de las mujeres intentó negociar sueldo, mientras que el 57% de los hombres lo hizo. De las personas que negociaron, fueron capaces de aumentar su salario por encima del 7%. En otras palabras, el factor negociación juega un rol importante.

Diferencia no explicada: ¿Discriminación?
Según el estudio de la OIT el 35% de los motivos entre la diferencia salarial entre hombres y mujeres se debe a factores que no se pueden medir. En el caso de Estados Unidos esta cifra es del 41.1%. “Al menos algo de esto es debido a la discriminación, aunque sea sutil y subconsciente”, de acuerdo a los economistas de Cornell Francine D. Blau and Lawrence M. Kahn. Todavía hay ciertas creencias de que son los hombres quienes mantienen el hogar y eso subestima el sueldo de las mujer. Todavía hay creencias equivocadas de que el trabajo de la mujer vale menos.

Combatir creencias discriminatorias equivocadas, fomentar que más mujeres estudien carreras tradicionalmente lideradas por hombres y hacer que más hombres formen parte de las tareas del hogar será un primer paso para generar estos cambios. ¿Estaremos muy lejos a ser un país verdaderamente equitativo? Esperemos que no.


*Publicado en el diario El Comercio por el Día Internacional de la Mujer.

Aequales Perú

+51 942 773 788

[email protected]

Aequales Colombia

+57 310 267 6631

[email protected]