¿Por qué la tecnología necesita de la mujer y la mujer de la tecnología?

Autor: Andrea de la Piedra

La diferencia es evidente. Hay menos mujeres que hombre en las áreas de STEM –ciencia, tecnología, ingeniería y matemática, por sus siglas en inglés- en casi todos los países del mundo. En el caso de la tecnología, las cifras lo demuestran. Según el Centro Nacional de la Mujer para la Tecnología de la Información (NCWIT) solo el 18% de los graduados en informática en Estados Unidos son mujeres. En Perú, del total de programadores web solo el 7% son mujeres. ¿Por qué ocurre esto? Y especialmente, ¿por qué la tecnología necesita de la mujer en un país como el Perú? Sin duda, esta situación acarrea complicaciones a largo plazo, no solo para las mujeres sino también para la economía, el desarrollo y la productividad de las empresas y países.


¿Por qué la tecnología necesita de la mujer y la mujer de la tecnología?

1.Los puestos de trabajo ligados a la tecnología son los trabajos del futuro:

Año a año surgen más iniciativas innovadoras ligadas a tecnología y nuevas startups. De hecho, como es mundialmente conocido, muchas de las grandes empresas del mundo son de tecnología: Google, Facebook, Microsoft, etc. Eso se traduce en una cosa: cada vez habrá más puestos de trabajo para estos perfiles.

En Estados Unidos, por ejemplo, para el año 2020 habrá más de 1,4 millones de trabajos relacionados con el campo de la computación. El Ministerio de Trabajo de dicho país considera que si siguen al ritmo actual –en donde muy pocas mujeres se introducen al campo tecnológico- sólo se podrán cubrir un 30% de esas plazas. ¿Qué significa esto? El 50% de la población no puede quedarse por fuera de lo que se sabe que ya es un boom económico.

2.Las TIC son una herramienta para que las mujeres nos pongamos al día frente a la brecha salarial:

Cuando leí esta cita, nada podía explicar mejor la problemática frente al tema: “hoy la brecha salarial de género es equivalente a mujeres trabajando 59 días al año de forma gratuita, y las TIC son una forma de ponerse al día. Las mujeres que trabajan en el sector de las TIC ganan un promedio de un 9% más que las mujeres que desarrollan puestos similares en otros sectores”, afirma el vice-presidente de la Comisión Europea, Neelie Kroes. Y no le falta razón.

Según el reporte anual de brechas de género 2014 del Foro Económico Mundial, en el Perú por un sol que gana un hombre, una mujer gana 0.54 centavos. En otras palabras, no participar del mercado de los puestos de trabajo mejor pagados –como es el de la tecnología- solo generará que se incrementen esas desigualdades salariales y, por ende, esas desigualdades de desarrollo social.

3.La equidad en cualquier tipo de empresa genera rentabilidad, innovación, competitividad:

Las empresas equitativas, con igualdad de hombres y mujeres en posiciones de liderazgo, tienen un retorno a la inversión 26% mayor a las que no, según Catalyst, centro de pensamiento en género y empresa. También hay otros beneficios frente a la equidad de género: las empresas de este tipo podrían estar en mejores condiciones para atender los mercados de consumo dominados por mujeres y una mayor diversidad de género en las juntas directivas podría redundar en un mejor gobierno corporativo.

4.Empresas de tecnología: las decisiones de las mujeres influye en el 70% de las compras en el mundo.

El Banco Mundial lo afirma. De hecho, en Estados Unidos, las decisiones de las mujeres afectan hasta el 85% de las decisiones de compra, lo que hace a las mujeres la mayor fuerza económica única no solo en los Estados Unidos, sino en el mundo Las mujeres bajan más música y películas que los hombres, las mujeres son la mayoría de usuarias en plataformas de juegos y tienen más intenciones de compras electrónicas que los hombres, según el estudio de la consultora Parks Associates (http://www.parksassociates.com/blog/article/parks-pr2012-cdp-women). ¿Qué significa esto? Contar con más empleadas mujeres dentro de una organización ayudará a entender y empatizar mejor con esta importante fuerza de consumo.

Existen diferentes beneficios tanto como para las mujeres como para las empresas. Un gran paso, sin duda, es motivar a que más niñas y adolescentes opten por carreras vinculadas a la tecnología, y una motivación interesante siempre será dejar en claro los beneficios.

*Nota publicada en el blog de la Universidad UTEC, Lima, Perú.