Entrevista a Aequales en el periódico El Espectador de Colombia

Autor: Aequales

Aunque la equidad de género es considerada como uno de los Derechos Humanos de tercera generación, alguno podría pensar si se trata de un asunto prioritario en un país con tantas necesidades vitales insatisfechas. Frente a esto, María Adelaida Perdomo, Directora de Aequales Colombia, considera: “Si la pregunta existe es porque se requiere mucha más gente consciente del tema. No hay posibilidades que de que el país se desarrolle sin equidad de género. El país requiere que sus mujeres se empoderen, salgan a trabajar, lideren organizaciones e inviertan en sus comunidades. Ningún problema social se puede resolver sin hablar de equidad de género, porque la perspectiva de género es transversal a todas las problemáticas sociales: pobreza, desempleo, desnutrición, violencia, etc.”.

Maria Adelaida fue una de los dos ganadores, entre 400 participantes, del concurso que realizó la Organización Ardila Lulle para cursar el programa de ‘Liderazgo de Competitividad Global’ que realiza anualmente la prestigiosa Universidad de Georgetown en la ciudad de Washington (Estados Unidos). Allí, los asistentes reciben formación directiva de la mano de los profesores de negocios más prestigiosos del mundo, y deben desarrollar un proyecto que permita potenciar sus conocimientos y experiencia. Para ella, el tema de equidad de género fue la iniciativa que le permitió convertir su pasión de vida en un proyecto empresarial de alto vuelo.

Capitalizar la causa

Durante el curso en Washington se unió con otras compañeras, una de Argentina y otra de Perú, para desarrollar Aequales, una firma de consultoría en temas de género que busca empoderar a la mujer profesional y reducir las brechas en las organizaciones, a través de una metodología adaptativa al tamaño y circunstancias de cada institución. Actualmente, la compañía funciona en Colombia y en Perú.

En la creación de Aequales la causa fue primero que el negocio. Perdomo, una sicóloga social que siempre ha trabajado en proyectos de desarrollo social, nunca se había visto como emprendedora. Cuenta con una Maestría en Derechos Humanos, y desde siempre ha estado interesada en los derechos de la mujer: prevención de maltrato, violencia y discriminación contra la mujer, y empoderamiento y promoción de la mujer en los diferentes estamentos de la sociedad.

Sin embargo, al llegar a Georgetown empezó a investigar un tema que no había captado su atención: el liderazgo de la mujer. “Yo sabía que era necesario, pero como había tantas mujeres sufriendo por otros motivos, no pensaba que fuera la prioridad. Allá leí el libro ‘Lean In: Women, Work, and the Will to Lead’ de Sheryl Sandberg, la CEO de Facebook, y entendí las barreras internas y externas que encuentran las mujeres cuando quieren llegar a posiciones de liderazgo, y cómo esto previene que ellas sean las que toman las decisiones. Cuando las mujeres toman las decisiones, a favor propio y de otras mujeres, se altera el curso del desarrollo social y cobra fuerza el enfoque de género como herramienta dinamizadora de las organizaciones y de las sociedades”.

En Georgetown, que es un entorno muy competitivo, ella y sus compañeras comprendieron que, a pesar de ser jóvenes profesionales exitosas, su liderazgo no era suficientemente reconocido. “Si eso ocurría con nosotras, la situación para la mayoría de las mujeres era aún más preocupante. Allí decidimos que el tema era crucial y que lo podíamos convertir en un emprendimiento y a la vez en un proyecto de vida. Así nació Aequales, una iniciativa que promueve el ascenso de las mujeres dentro de las organizaciones, pues en nuestra investigación descubrimos que en Latinoamérica hay una brecha de género muy grande con respecto al liderazgo y la toma de decisiones”.

Algunos rasgos de inequidad

Una investigación reciente, adelantada por la Universidad de Los Andes, señala que en Colombia solo el 4 por ciento de los presidentes de compañías son mujeres. Además, que solo el 35 por ciento de las empresas tienen mujeres en sus cargos directivos, y que las mujeres recién graduadas ganan en promedio un 11 por ciento menos que sus pares masculinos, brecha que aumenta con el desarrollo de carrera hasta un 23 por ciento.

Aunque la desigualdad es evidente, lo más importante es lo que pueden ganar las organizaciones cuando promueven la equidad y empoderan a las mujeres. “Un estudio del Banco Mundial señala que las mujeres toman el 70 por ciento de las decisiones de compra a nivel global, y por supuesto están más inclinadas a favorecer aquellas organizaciones que promueven el trato equitativo. Además, de acuerdo con la firma consultora Catalyst, las organizaciones que empoderan a las mujeres y les brindan acceso a cargos directivos obtienen un 26 por ciento más de retorno de inversión frente a las que no lo hacen, sin contar con que obtienen mayor colaboración, innovación, mejor comunicación y reducción en los niveles de corrupción”, sostiene Perdomo.

La pirámide de la inequidad

Un aspecto importante en los temas de equidad es que las brechas crecen con el paso del tiempo. A ese fenómeno, Aequales lo denomina la pirámide de la inequidad: “Las mujeres llegamos a las universidades en supuestas condiciones de igualdad. Hoy en día hay más mujeres que hombres en las universidades y generalmente ellas obtienen mejores calificaciones. Sin embargo, cuando entran al mercado laboral, y cuando van ascendiendo, cada vez hay menos mujeres. Esto no tiene que ver con nivel de calificación, porque ellas también tienen maestrías y experiencia. Pero a pesar de esto, se mantienen en los mandos medios y no están en las juntas directivas”, afirma la consultora.

Otros elementos que afectan la promoción de la mujer en el entorno laboral están relacionados con el equilibrio entre familia y trabajo. Un estudio del Ministerio de Trabajo señala que las mujeres trabajan 11 horas más a la semana que los hombres en oficios del hogar. “Nosotros abogamos por que las organizaciones adopten esquemas de flexibilidad horaria para todos sus colaboradores, porque si solo lo hacen en beneficio de las mujeres la discriminación se mantiene. Cuando los beneficios abarcan a hombres y mujeres por igual, se reconoce la corresponsabilidad que existe en el hogar y en la crianza. Además, al cambiar estos roles se modifican los estereotipos sociales que existen actualmente”.

Y aunque en principio la regulación ayuda, lo cierto es que no se trata de un asunto de leyes. A nivel legislativo, Colombia es uno de los países más avanzados en materia de equidad de género. El país cuenta con una política, un Conpes, una ley contra la violencia género, una ley de equidad salarial, una ley en beneficio de la maternidad, e incluso una ley de cuotas para cargos de representación popular. “Aunque el marco normativo es claro, lo cierto es que todavía nos falta permear la cultura. Y en ese contexto, Aequales tenía dos caminos: se convertía en ONG y se dedicaba al activismo, o se constituía en una firma de consultoría para modificar los lugares donde las mujeres trabajan. Esa perspectiva nos convenció porque permite empoderar el liderazgo de las mujeres y a partir de esto comenzar a cambiar la cultura”, afirma Perdomo.

El curso de Georgetown y la participación en el concurso Ventures 2014 les permitieron concebir un emprendimiento social sostenible. “El modelo de consultoría era el más adecuado porque nos permite mantenernos por fuera de las empresas con una perspectiva clara para entender lo que están haciendo para empoderar a las mujeres y aportar en ese esfuerzo”. La iniciativa obtuvo el segundo puesto del concurso en la categoría de Equidad de Género que patrocina Pacific. Aparte de las capacitaciones y asesorías, este proyecto recibió un premio en efectivo de 15 millones de pesos para la puesta en marcha del negocio. “Nuestra organización nació en Georgetown, donde aprendimos a capitalizar la causa de la Equidad de Género, y tomó forma gracias a Ventures, un concurso que te brinda las herramientas para aterrizar tu emprendimiento”.

La ruta de la equidad

Aunque cada organización es un mundo propio, Aequales ofrece una metodología probada para identificar las brechas en materia de equidad y planes de acción conducentes a mejorar la situación. “Nosotros hacemos un diagnóstico de las condiciones de la empresa, su cultura, políticas y procesos, luego creamos un plan de acción, lo ejecutamos y finalmente realizamos una evaluación para establecer resultados y aspectos de mejora”, explica Perdomo. La ventaja de la consultoría es que se encuentra al alcance de cualquier organización. “Nuestro esquema es modular y flexible. Podemos atender a las grandes compañías con todo el portafolio de servicios, pero también suplimos necesidades específicas de las empresas. Nuestra estrategia contempla dos aspectos: desarrollar un producto mínimo viable, como un taller de liderazgo en el caso de las Pymes, y desarrollar la solución robusta para las empresas grandes que deben cumplir con un estándar de equidad de género, teniendo en cuenta que, a través de ellas, las iniciativas se extienden a toda la cadena de valor, especialmente a sus proveedores”.

La medición de la equidad

Actualmente, la compañía trabaja para obtener la representación en Colombia de la firma suiza Edge (Economic Dividends for Gender Equality, por su sigla en inglés), que significa Dividendos Económicos para la Equidad de Género, y que corresponde al sistema de certificación para empresas de mayor reputación a nivel internacional en equidad de género.

“Para nosotros primero está la causa que el negocio, y entendemos que nuestra labor, de la mano con la consultoría, es sensibilizar un tema que consideramos crucial para el desarrollo del país. Afortunadamente, ya existen en Colombia compañías muy avanzadas en estos temas, como Pacific Rubiales, que cuenta con una política clara y un Comité de Género, lo cual sirve de modelo y estímulo para otras organizaciones”.

Aequales se ha propuesto convertirse en el referente de género para las organizaciones en Colombia. “No importa el tamaño de la organización o los recursos con que cuenten, si tienen inquietudes sobre equidad de género siempre van a encontrar en nuestra compañía orientación y soporte. Nuestro modelo de servicio no discrimina, se adapta a las necesidades de cada cliente, y maneja la filosofía del emprendimiento, es decir, que el portafolio se crea y evoluciona en la medida que lo demanda el mercado”, concluye la consultora.

Por lo pronto, la firma se concentra en desarrollar las iniciativas acordadas con sus primeros clientes, y trabaja con algunas universidades para desarrollar, en Colombia y en Perú, un ranking de las empresas más representativas en temas de equidad de género. Con esto se promueve la causa y se socializan buenos ejemplos y prácticas a seguir.

Aequales Perú

+51 942 773 788

[email protected]

Aequales Colombia

+57 310 267 6631

[email protected]